Semana Vista

Sponsors

Una Moleskine de 80Gb

Sebastian Delmont, de zonageek, puede que se gane con esto el título de geek del año.

Ha montado un disco duro dentro de una Moleskine

El resultado:

Un disco duro en una moleskine

En el artículo hay fotos del proceso de montaje e incluso un icono para que aparezca en el escritorio cuando la conectamos.

Aunque no se si se echará a arder cuando se caliente demasiado, no se me ocurre ningún disco duro externo de mejor apariencia, además de que la metáfora moleskine/disco duro funciona a la perfección.

Moleskine para Ciudades

Moleskine City Notebooks

Moleskine ha sacado una nueva gama de libretas, las Moleskine City Notebooks

Se trata de unas libretas que combinan mapas de una ciudad, de su red de metro, con páginas en blanco, páginas de archivo (para anotar hoteles, restaurantes), hojas transparentes (para poner sobre los mapas y poder trazar rutas, etc).

Estás disponibles para muchas de las principales ciudades europeas: Amsterdam, Barcelona, Berlin, Madrid, etc.

Parecen ideales como diario de viaje cuando visitemos una de estas ciudades.

Vía Alex Sancho

La navaja suiza

Navaja Suiza

Ahora que tenemos aquí las navidades nada mejor que este gadget clásico para regalar o para que nos regalen: La navaja suiza.

El verdadero multiusos que nos permite tener en un mínimo espacio todas las herramientas que podemos necesitar cuando estamos fuera de casa: Destornillador, sacacorchos, cortauñas, tijeras, lima… decenas de artilugios en la palma de la mano. Incluso las hay con una memoria USB.

Las podemos encontrar en muchos tamaños, desde apenas 10 centímetros ideales para la ciudad y para llevarlas en una cartera o en el bolsillo más pequeño, hasta grandes y robustas navajas suizas aptas como herramienta de trabajo en salidas al campo e incluso para uso militar.

Eso sí, recuerda dejarla en casa o facturarla cuando vayas a coger un avión.

Actualización: José Alberto y Papá Oso apuntan enlaces a las webs de los fabricantes: Vitorinox y Wenger.

Siete sugerencias en informática doméstica.

Hoy en día, los ordenadores son la principal herramienta de trabajo de muchos profesionales. Y de otros muchos, si bien no es la más importante, sí que tiene gran presencia en el día a día. La gran complejidad de algunos sistemas, redes y aplicaciones de software nos lleva a creer que mantener el equipo personal que tenemos en casa es algo igual de complejo, y para tenerlo funcionando sin problemas hay que ser alguien muy capaz, o dedicado profesionalmente a ello. Y no es del todo cierto. Hay gran cantidad de tareas sencillas que podemos realizar en nuestro equipo para mejorar su rendimiento.

1. Cree copias de seguridad. Parece una tontería, pero no lo es. Si guarda periódicamente sus datos fuera del ordenador no tendrá que preocuparse si un día “muere” el disco duro, o si borra por error la carpeta que no era. La mejor herramienta de recuperación de datos es tener una copia exacta al original de la que poder echar mano. Y las tareas de grabación y recuperación son muy sencillas gracias a las grabadoras de CD/DVD.

2. Cree particiones. Ayuda a poner orden en su equipo y ayuda a crear copias de seguridad. Lo recomendable: al menos una partición para el sistema operativo y los programas que instale y otra para guardas los archivos y datos con los que trabaje. No es recomendable crear muchas: se limita el espacio de cada una de ellas creando un gran volumen de espacio muerto no usable e incluso puede reducir la velocidad del ordenador en acceder a esa información (para explicarlo habría que recurrir a términos como tablas de contenidos, unidades físicas, unidades lógicas y demás que complicarían el artículo innecesariamente).
Con una partición para datos y otra para programas se puede reinstalar el sistema operativo sin perder los datos guardados. Y si en alguna ocasión se necesita espacio, sabemos que los archivos en la partición de datos se pueden borrar sin que se altere el funcionamiento de los programas.

3. Cree carpetas. Y carpetas dentro de las carpetas. Mejor que tener todas las fotografías juntas en la misma carpeta es tener subcarpetas para las fotos de las últimas vacaciones, de los amigos, de paisajes, etc. dentro de la carpeta de fotografías. Es más fácil buscar entre diez fotos de misma temática que entre cien fotos desordenadas.
Del mismo modo que antes, no cree demasiadas carpetas. Si cada carpeta tiene dos archivos, perderá bastante tiempo abriendo y cerrando carpetas hasta dar con el archivo que busca.

4. Ponga nombres a todo lo nombrable. Los tiempos de los nombres de ocho.tres caracteres están razonablemente lejos. Ahora se pueden escribir nombres que digan lo que esconde un archivo, en vez de aquellos nombres acertijo de la era del DOS. Es más rápido buscar información leyendo el nombre de un archivo que teniendo que depender de aplicaciones externas como visores de fotografías o herramientas de búsqueda.
Empiece por poner nombre a las particiones del disco duro. Ponga nombres claros a las carpetas y a sus subcarpetas. Ponga nombres claros a los archivos. Mantenemos la filosofía del “no demasiado”: un nombre conciso se lee más rápido que uno más largo, aunque éste sea más preciso. Mejor “Rambla de las flores 2.jpg” que “Rambla de las flores de noche, con señorita de espaldas y ramo de rosas en la mano en primer plano.jpg”.

5. Defragmente el disco duro. En teoría, las particiones con sistema de archivos NTFS (usadas por Windows NT y XP) ya no requieren esa reorganización que es la defragmentación (recomponer archivos fragmentados para que sea más rápida su lectura en el disco duro), pero cuando los archivos en nuestro disco duro están muy dispersos la velocidad de lectura es ligeramente menor. No se pierde nada en pasar la herramienta de vez en cuando, sobre todo si hemos copiado y borrado muchos archivos muchas veces en nuestro disco duro.

6. Antivirus y cortafuegos. Hay quien se dedica a ser molestos o incluso a hacer daño. Virus, publicidad, malware… Aunque nuestro ordenador no sea tan goloso como la base de datos de una multinacional, para nosotros sí es importante, así que hay que protegerlo. La oferta de antivirus es grande, tanto en gratuitos como de pago. Elija el que le recomienden o el que más le guste, pero manténgalo actualizado. Haga una revisión periódica de su equipo y vigile cada nuevo fichero que descargue de la red. El cortafuegos viene ya incluido en los sistemas operativos actuales. Basta con que lo tenga activado y sólo permita que se lo salten aquellos programas que conozca y que use (sistemas de mensajería, programas P2P…) Si no sabe para qué puede necesitar un programa acceso a la red, no se lo conceda.

7. Cree copias de seguridad. En serio, es lo más importante. Si tenemos nuestros datos a salvo y tenemos una copia de seguridad de nuestros programas no importa tanto la velocidad del ordenador o los ataques externos: podremos volver a poner todo en su sitio y seguir trabajando como si nada.

Post-It ® Notes

post-it

A todos nos son familiares ya las notas amarillas con una banda adhesiva de quita y pon. Desde hace dos décadas son de presencia obligada en cualquier mesa de oficina o escritorio. Y si bien no son de eficacia comparable a una agenda, se pueden utilizar de diversos modos para poner orden en nuestras vidas sin demasiado esfuerzo por nuestra parte. Algunos ejemplos:

  • Sirven para tomar notas que se queden sobre la mesa. Ya no hay que temer a ráfagas de aire. Y gracias a su llamativo color es difícil que se traspapelen con otros documentos.
  • Son unos estupendos marcapáginas. Al quedar fijos no desaparece el punto al abrir y releer el libro. Además permiten anotar en la parte que sobresale el título del capítulo o hacer una referencia al contenido de la página remarcada que facilite la búsqueda posterior.
  • Los nuevos tacos de notas en diferentes colores permiten elegir un color para anotar números de teléfono, otro para apuntar direcciones, otro para las tareas urgentes… Al barrer con la mirada nuestra área de trabajo (o la agenda en la que los vamos poniendo como adenda a lo ya escrito en el día) basta con ir buscando un color concreto en lugar de tener que leer las notas una por una.
  • Igual que con ellas nos dejamos recordatorios a nosotros mismos, podemos dejar notas a los compañeros con una mínima seguridad de que la nota no se vaya a mover hasta que el interesado la lea.
  • Sirven para indicar el contenido de los archivadores A-Z. En mi caso, tengo unos pocos archivadores que van cambiando de contenido con el tiempo. Si escribiera directamente en el cartón, la carpeta tendría pronto un aspecto desastrado, con muchas tachaduras y correcciones. Un post-it es mucho más limpio y elegante.
  • Etiquetar la funda de CDs o DVDs multisesión sin cerrar. Ahora que cada vez se venden más pilas de CDs y cada vez menos cajas jewel case llevan etiqueta de papel, podemos pegar en el mismo disco o en el bolsillo de nuestro archivador una lista de los contenidos del mismo hasta que se cierre y podamos preparar una lista definitiva.
  • Para los solteros independizados es un soporte estupendo para la lista de la compra. Primero, el taco de notas fijado a la puerta de la nevera nos permite ir anotando los productos conforme nos damos cuenta de que se están acabando. Y después, en el súper, se pueden fijar a la barra del carrito para tener las dos manos libres (y poder pelearnos a gusto con la rueda delantera que nunca se deja dominar).
  • Me consta que hay quien los usa para estudiar: se anota definiciones y conceptos concretos en notas y los va dejando por la casa para fijarlos en la memoria a base de repeticiones. Como método de estudio no me parece adecuado, pero si hay alguien a quien le sirva…
  • Como cuenta Trías de Bes en El vendedor de tiempo, también permiten hacer brainstorming: “Se trataba de acumular el máximo número de post-it y anotar en ellos todas las ideas que a un grupo de gente le venía a la cabeza”. Lectura recomendada (el libro, no los post-it, claro ;-) )

Que un taco de notas cumpla con su función depende en gran medida del adhesivo posterior. Muchos de los tacos usados como promoción publicitaria o traídos de importación por vías poco claras traen un pegamento que permite a todas las notas estar juntas, pero que una vez que se arrancan no vuelven a fijarse a ninguna superficie más allá de unos pocos segundos. Antes de usarlos habitualmente conviene probarlos antes un par de veces.
Y por último, algo obvio pero que se nos suele olvidar: el adhesivo se fijará mejor a otro papel y a superficies completamente lisas que a zonas rugosas o con cierto relieve (como la melamina de algunas mesas de escritorio, paredes con gotelé, etc.)

Productividad y Gestión del Tiempo

Categorías
Info
© semanavista.com - Acerca - Información legal y técnica - Productividad y Gestión del Tiempo